Los recuerdos (Vídeo Gardel Vélez)


Les comparto un vídeo de Gardel Velez con algo que escribí hace tiempo sobre “los recuerdos”… En esa época leía “zolar” un libro que cayó a mis manos por casualidad; hablaba de nuestro paso por el mundo y el como muchos rumiamos en almas sin huella.
Gardel Muchas gracias por tener en cuenta mis letras para “Raíces” el vídeo es introductor, natural y demuestra fielmente el como las acciones reencarnan en recuerdos y luego éstos transgrimen en acciones.

Decía el poeta que mucho de lo que escribimos es el reflejo de lo que leemos, este fragmento el fiel visión de ello.

Espero os guste.

JenHathor

Anuncios

Viajes


Viajando junto a él me di cuenta que el mejor viaje estaba en sus ojos, porque podría sumar vivencias y lugares, pero sus ojos siempre me trasportarían a mi sitio favorito, su alma…

JenHathor

jeni

 

Él


Justo en este momento pensé que estar a su lado era una clase de hechizo, supe en ese mismo instante que su magia me envolvería en muchos viajes más. Le descubrí humano,sensible al arte. En aquel viaje conocí su faceta más sincera, firme, invitándome a ser transparente, y entonces aquellos días fríos no lo eran si estaba a su lado.

                                                                                                             JenHathor

26-08-2016


Hoy, en la clase de economía, el profesor entre otras cosas, hablaba de como los gustos y las preferencias eran un determinante de la demanda;  luego de una historia que contó llegó a la conclusión de que las cosas son  más fáciles para quiénes se adaptan. Máxime en un país como Colombia, y ni qué hablar de la ciudad en que vivo (Cartago) en un mundo de transformación, no me queda más que la leve esperanza, de que los humanos se adapten a ser más misericordes con los animales.

Y a quién vamos a engañar, quizás esa “premisa” nunca se cumpla, pero siempre está en mis manos elegir. Decía Kundera “El verdadero examen moral de la humanidad consiste en su actitud ante los animales. Y en este sentido los hombres han sufrido una derrota tan fundamental que todas las demás derrotas provienen de ahí”.
 Soy un ser que se adapta fácilmente, pero mella un poco que pudiendo elegir, coma animalitos todo el tiempo. ¡Hombre! que no intento impulsar una revolución vegana, hasta ahora sólo soy vegetalívora, pero que guardo la ilusión de que la demanda de animales muertos en los platos disminuya. 

P.D. Recomendado el restaurante vegetariano Mayapurita.

JenHathor.

23/08/16


Él era  como esos arcoíris que no muchos ven, que no muchos logran apreciar. Desde que le conocí supe que me iba a envolver en su magia, al pasar los días me convencía más de aquello,  su espíritu aventurero… Soñador… Y real me atraía.

Mis prolongados silencios, solo eran una manera más de admirarle, de intentar tatuarme el momento y las palabras en el alma.

A pocos días de conocerle ya tenía un listado de vivencias junto a él, un juego,  la soledad, el viento soplando sugiriendo libertad, el día, las nubes, un par de cafés, unos cuantos poemas, e infinidad de conversaciones, pero en silencio.

Le descubrí  humano,  sensible ante los conflictos sociales. Le empecé a conocer mejor, como si camináramos al borde de un acantilado, él sembrando ilusiones, yo… Solo admirándole.
Incluso vi su faceta de poeta, su manía de escribir espontáneamente, porque así se expresaba mejor, otras veces le conocí la  de artista, la de admirar la belleza y su manía ilógica de pintar desnudos.

Conocí su carácter firme, sin disfrazar palabras, diciendo las cosas sin anestesia. Era mejor que doliera si era con la verdad,  invitaba a ser transparente, a no ser un títere. Convertía los oscuros días, en coloridos, y ahí seguía yo, con deseos de devorarle, el cuerpo, el alma, la mente.

Aprendiendo de sus manías y él  las mías, el sonreírle mientras le besaba. El mirarle constantemente, como si en cada ocasión aprendiera más de sus facciones, la forma de su rostro, el cómo fruncía el ceño cuando algo le perturbaba, su hiperactividad latente en los movimientos, y lo iluminador que era verle sonreír.

JenHathor